Impactos del COVID-19 a nuestro Tejido Empresarial
1 mayo, 2020
Servicio de conciliación gratuita para comerciantes y arrendatarios
6 mayo, 2020
Mostrar todo

¿Por qué será tan difícil para el Huila lograr la recuperación económica?

La frágil economía huilense tardará más tiempo en recuperarse que otros departamentos. En medio de la crisis, expertos hablan para LA NACIÓN del largo y duro camino que deberá emprender la región, los aliados y salidas que se plantean.

Dar los primeros pasos hacia una economía resiliente implica necesariamente el aporte de todos los sectores, y para ello la cesación del aislamiento social. La pandemia de coronavirus (covid-19) ha llevado a crear estrategias de reactivación en medio del virus; aunque para algunos la coyuntura se traduzca en el apocalipsis del modelo económico actual.

La pandemia, “no se va a acabar mañana por encerrarnos un mes, lo que se está haciendo es darle un tiempo al sistema de salud para que se fortalezca y pueda atender la emergencia”, señaló Carlos Salamanca Falla, docente de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad Surcolombiana y ex director de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), capítulo Huila.

De acuerdo con Salamanca Falla, el virus nos ha puesto contra una verdad que todos sabíamos: nuestra clase empresarial no es tan robusta; las que han mostrado tener fortaleza son la minoría, aquellas que viven del día a día son la mayoría.

En Colombia solamente el 8% de los empresarios dicen tener flujo de caja hasta el 31 de mayo, mientras que el 52% reconoce que sus recursos ya están agotados, según lo dio a conocer Fenalco. Un estudio de la Cámara de Comercio de Neiva aplicado en Huila, también arrojó que un 98% de los empresarios han visto caídas en sus ventas, y el 80% aseguró que la reducción ha sido superior al 50%.

Sin embargo, “el problema no es el empresariado, ese es solo uno de los elementos. Cada uno debe revisar sus propias finanzas”, aclaró el docente. “La informalidad, era algo que veíamos pero que poca importancia le prestábamos y hoy, que nos toca atender la realidad, se dice que es más del 54%”; dentro de ese grupo de población están los independientes y vendedores ambulantes, la dificultad que asiste por cuenta de la pandemia, es que todos dejaron de percibir ingresos.

Señaló además que “muchos de los grandes pensadores dicen que en estas crisis el actor fundamental es el Estado, porque es un gran generador de recursos, por eso la figura hoy está en que éste genere obras y que garantice un mínimo para que las personas gasten en sus hogares. Se debe garantizar el flujo de caja y la capacidad de inversión por parte de los ciudadanos, si eso funciona, existirá una demanda mínima por los bienes o servicios que el comercio ofrecía, lo cual provoca un efecto en el comercio local”.

La coyuntura empuja a que la ciudadanía necesariamente deba aprender a convivir con el virus: “la vida no se puede parar”. Pero mientras eso se da, se hace inevitable un cambio. “El sistema financiero tradicional va en contra de la sociedad y hoy nos están dando la razón, al sector financiero poco le interesa la sociedad, le importa los números particulares de él. Creo que es el momento del cambio de un modelo financiero que sea útil, hoy es uno que favorece a los pocos que son los propietarios del sistema”, sentenció.

Según Salamanca, la agricultura, construcción y participación del Estado serán los apalancadores de la economía huilense.

Cuello de botella

La situación para el Huila se agudiza pues antes de que llegara la pandemia, ya el Producto Interno Bruto (PIB) venía en retroceso [ver gráficas], las iniciativas de emprendimiento estaban descendiendo, y, mientras, la tasa de desempleo continúa en aumento.

El último reporte del Dane arrojó que el número de desocupados en Neiva pasó de 20.000 en marzo de 2019 a 28.000 en marzo de 2020; ahora, la ciudad tiene una tasa de desempleo de 17,9%.

German Darío Hembuz, director del Grupo de Investigación y Proyección Social CREA, y docente de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad Sucolombiana, también precisó que el frágil PIB huilense se vería, especialmente, muy golpeado.

“Muchos centros de investigación están profundizando en el impacto de la crisis que puede llegar a nivel mundial a una caída de 0,5% y 8% del PIB, eso tendría un gran impacto para el Huila, que maneja aproximadamente 16 billones de pesos anuales, si cayéramos en ese 8% representaría una reducción de 1,28 billones de pesos, eso es lesivo porque el departamento tiene uno de los peores comportamientos en PIB a nivel nacional”.

Las condiciones de pobreza empeorarán según explica en esa misma línea el exgobernador del Huila, Julio Enrique Ortiz Cuenca. Señala que la crisis puso en evidencia que la pobreza del departamento supera el 70% de la población. Y que la “debilidad de la economía regional, el desempleo, informalidad y rebusque donde el día que no se trabaja no se come, además, de no contar con una cultura de ahorro para las épocas difíciles”, suponen uno de los retos más grandes en materia de reactivación económica para esta región.

VARIACIÓN ANUAL (%) PIB

*Fuente: Cuentas departamentales – DANE. Fecha de Publicación: 27 de marzo de 2020.

 

PARTICIPACIÓN DE LOS OCUPADOS SEGÚN RAMAS DE ACTIVIDAD ECONÓMICA

*Fuente: Gran Encuesta Integrada de Hogares – DANE. Fecha de Publicación: 28 de febrero de 2020.

Intensificar pruebas, luego la economía

Ortiz Cuenca, hace precisión acerca de cuándo se debería suspender el aislamiento, y deja en firme que es necesario garantizar la capacidad de atención hospitalaria y de salud para los enfermos de covid-19, solo hasta ese momento, “cuando se intensifiquen las pruebas en todo el departamento, la población tome conciencia de la gravedad y amenaza de contagio para que se respeten todas las medidas preventivas, y se fortalezca la solidaridad comunitaria, sería conveniente terminar con la cuarentena”.

Propone, que el Gobierno Departamental y municipales canalicen recursos no reembolsables nacionales y de cooperación internacional a través de Infihuila, para apoyar la pequeña empresa y los sectores campesinos que generan el 90% del empleo y producen los alimentos.

“Salud y comida deben ser la prioridad. Yo apoyo que en los municipios donde el contagio no ha llegado se puede reabrir la producción económica. Y espero que esta crisis nos sirva para ver la desigualdad tan grande que tenemos y unidos, no sólo acabemos con la pandemia, sino que construyamos un nuevo país y una sociedad mejor”, puntualizó.

De su lado el economista, Germán Palomo García, recordó que el tamaño de la economía del Huila no aporta ni siquiera un 2% al PIB nacional, con ello, muchas de las actividades pierden la importancia que sí la tienen en otras regiones, por ejemplo, la industria. Si bien “el Gobierno Nacional decidió activar los sectores de la construcción y los manufacturas, eso que tiene manufactura es muy poco en el PIB departamental”.

Una mano de obra informal se traduce en un menor aporte. En territorios como el Huila, donde “más de 56% de nuestras actividades son informales”, la lentitud está sentenciada. Sin embargo, ese problema “no es solamente nuestro, es de todo el país. La economía nacional también tiene dificultades, entre otras razones, porque no todos los actores de los sectores autorizados pueden ir a trabajar”.

La construcción, uno de los mayores generadores de empleo de mano de obra no calificada, el sector de servicios, comercio y el turismo, este último que acarrea una limitación mundial, serían los que ayudarían a apalancar la economía regional, señaló Palomo García.

COMPOSICIÓN SECTORIAL DEL PIB 2018

*PIB a precios corrientes de 2018. Participación porcentual. (Fuente: Cuentas departamentales – DANE. Fecha de Publicación: 27 de marzo de 2020).

Planes para una realidad distinta

Desde la Cámara de Comercio de Neiva, están proyectando un salvavidas para las miles de microempresas en Huila. El 97% de empresas en el departamento son mipymes.

“Hay que mirar qué sectores va a continuar reactivando el Gobierno Nacional, entendiendo que cada región tiene sus particularidades, ojalá pueda activarse el comercio y los restaurantes, con todas las prevenciones del caso. Hay que ser creativos. La gente ya se está preparando y esperamos que muchas personas comiencen a producir porque la economía también es un tema de primer plano”, dijo Ariel Rincón Machado, presidente de la Cámara de Comercio.

“Estamos estructurando un plan regional a muchas manos, de una manera colectiva con el Gobierno Departamental, Municipio de Neiva y las universidades, gremios económicos, organizaciones de profesionales, acorde a la realidad, porque estamos en un escenario muy distinto, obliga incluso a variar los planes de desarrollo”, agregó.

Más información:
La Nacíón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *