Cámara de Comercio dispuesta a combatir informalidad
12 mayo, 2020
“Acelera Región”, apoyo al emprendimiento
19 mayo, 2020
Mostrar todo

¿Qué impacto tendría no pagar la renovación de la matrícula mercantil?

Una controversia desató la propuesta del congresista, Jaime Felipe Lozada, de eximir a los comerciantes del pago de la renovación de la matrícula mercantil para este año. El presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Neiva, Ariel Rincón, responde por qué no es viable esa idea.

Mientras el congresista, Jaime Felipe Lozada, propone que, a los micro, pequeños y medianos empresarios les sea condonado, en el 2020, el pago de la renovación de la matrícula mercantil; Ariel Rincón Machado, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Neiva, explica por qué no es viable esta solicitud.

“Entendiendo la importancia en la economía del país y en la generación de empleo, y debido a la difícil situación que afrontan, le solicito al Gobierno Nacional autorice el no pago en 2020 de la renovación de la matrícula mercantil para las micro, pequeñas y medianas empresa”, dijo el Representante a la Cámara por el Huila.

En diálogo con LA NACIÓN, Ariel Rincón Machado, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Neiva, indicó que eliminar el pago de la renovación sería el cierre, seguramente, del 90% de las Cámaras de Comercio del país.

“Eliminar la renovación de la matrícula mercantil, son unos costos ínfimos, insignificantes, frente a la situación compleja de todos los empresarios. El 97% de los matriculados en la Cámara de Comercio de Neiva corresponden a microempresarios, son personas que tienen un capital entre 2 y 4 millones de pesos y pagan alrededor de $90.000 en su renovación”, explicó.

Para la Cámara de Comercio de Neiva, dichas iniciativas van en contravía de los intereses de los comerciantes y no es una solución efectiva a los problemas de liquidez de los mismos, por el contrario, limitaría el desarrollo de actividades tendientes a reactivar la economía del país.

De acuerdo con la entidad cameral, el 50,74% de los empresarios con matrícula vigente, en todo el departamento del Huila, se encuentran en un rango de activos no superior a $1.720.848, lo que equivale al pago de $96.100 por concepto de renovación anual, con su respectivo establecimiento de comercio. El 87,84% no supera el rango de activos de $10.325.087, los cuales, en promedio, deben pagar anualmente el valor de $189.386.

“La realidad hoy de la Cámara de Comercio es que ha tenido una reducción de sus ingresos en un 25%, su presupuesto está calculado alrededor de 11.000 millones de pesos y se reducirá a 8.000 millones de pesos. Hemos recaudado alrededor de un 35% del total del presupuesto. Quiere decir esto, que también toca a la Cámara de Comercio adelantar unas acciones para que pueda ser sostenible en el tiempo”, detalló Rincón Machado.

En lo que va corrido del presente año, se han matriculado 2.398 comerciantes, de los cuales el 99.58%, corresponde al primer rango de empresas con activos hasta de $224.324.100, quienes pagarían  $36.000  anuales más la matrícula de su establecimiento de comercio; el otro 0.42% equivale a empresas matriculadas en el segundo y último rango con activos superiores a $224.324.100, quienes deberían cancelar $107.000 anuales, por el mismo concepto.

Es importante tener en cuenta que, de estos 2.398 matriculados, el 51.16% son beneficiarios de la ley de emprendimiento juvenil 1780 de 2016, los cuales no cancelaron valor alguno por su matrícula mercantil, ni pagarán por el primer año de renovación.

Crisis

De otro lado, Confecámaras, la red de Cámaras de Comercio del país, señaló que con los recursos provenientes de los registros públicos, las entidades logran el cumplimento de sus funciones como agentes de desarrollo regional, ponen en funcionamiento importantes programas de apoyo al emprendimiento, la formalización y el fortalecimiento de los empresarios, en particular en la coyuntura económica y social surgida a raíz de la crisis sanitaria generada por la expansión del contagio del virus covid-19. Además, contribuyen efectivamente con el Estado a consolidar más y mejores organizaciones empresariales sostenibles en todo el territorio nacional.

Puntualizó que el impacto estimado en los ingresos totales de las Cámaras de Comercio, con una eventual exención de la renovación de la matrícula mercantil para la totalidad de las empresas, es cerca de 84% de sus ingresos totales, circunstancia que pone en riesgo la sostenibilidad de toda la red cameral con la desaparición durante el primer año, de al menos 50 Cámaras de Comercio de 57 que hoy cubren la totalidad del territorio nacional.

La reactivación empresarial

El presidente de la Cámara de Comercio de Neiva dijo que junto con la Gobernación del Huila y la Alcaldía de Neiva se han entablado acercamientos para subsidiar a los pequeños empresarios para que retomen sus negocios.

“La Cámara de Comercio está planteando en una alianza con el Banco Agrario con unos recursos subsidiar créditos donde concurrimos con el fondo que se está haciendo con el Gobierno Departamental y el de Neiva para fácilmente movilizar 200 mil millones de pesos que necesitan un pequeño capital de trabajo para volver a iniciar”.

Finalmente, el alto ejecutivo resaltó el interés del congresista Lozada por la situación compleja y difícil del sector empresarial del país y de la región. Anunció que en el caso de la Cámara de Comercio de Neiva, habrá reducciones salariales, proporcionalmente a los mismos ingresos, en algunos puestos de trabajo, así como en su plan de actividades.

Más información:
La Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *