Socialización para la reactivación de nuevos sectores económicos en Garzón
12 mayo, 2020
¿Qué impacto tendría no pagar la renovación de la matrícula mercantil?
13 mayo, 2020
Mostrar todo

Cámara de Comercio dispuesta a combatir informalidad

Como estrategia para lograr la reactivación del sector informal en el país, se está evaluando la posibilidad de que este grupo poblacional pueda inscribirse con un régimen simplificado en las Cámaras de Comercio.

La Cámara de Comercio de Neiva ve con buenos ojos la medida que está cocinando el Gobierno Nacional y la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras), la cual busca, principalmente,  ofrecer alivios a los trabajadores informales.

El anuncio lo hizo la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, durante la alocución habitual del Presidente Iván Duque. La funcionaria explicó que estas acciones forman parte de una estrategia del Gobierno que permitiría la eventual reactivación de este sector, tan pronto las condiciones sean propicias para hacerlo, en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus (covid-19).

“Proponemos que los trabajadores informales puedan inscribirse con un régimen simplificado en las Cámaras de Comercio, para que esta actividad informal que ellos desarrollan esté allí, y puedan empezar a acercarse al sistema financiero y acceder a los créditos con tasas subsidiadas”, explicó.

La medida es urgente para el Huila y Colombia. El último reporte del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) da cuentas de que son 5,78 millones de ocupados informales los que hay en el país; para el trimestre móvil diciembre de 2019 y febrero de 2020 la informalidad se ubicó en un 46,5%, Neiva, superando la media nacional, presentó un 53%. Por cuenta de la pandemia, este grupo poblacional no ha tenido la posibilidad de acceder a su derecho al trabajo.

Conociendo los testimonios de miles de personas que no están teniendo la posibilidad de generar ingresos,  el Presidente de la Cámara de Comercio de Neiva, Ariel Rincón Machado, aseguró que es una buena oportunidad que se puede brindar a este sector, “en una especie de empadronamiento, de tener bases de datos y caracterización de esta población, que pudieran en el corto y mediano plazo, transitar hacia la formalidad”, djo.

Trajo a colación que para acceder a la mayoría de beneficios que se ofrecen en coyunturas como la actual, y para proyectos de diferente índole, es necesario estar del lado de la formalidad.

“Las cámaras de comercio con su experiencia y todo su portafolio de servicios y de gestión, podrían ayudar a este segmento, que de todas estas dificultades también puedan presentarse oportunidades: es muy difícil crecer en la informalidad”, manifestó.

También indicó que están atentos a los lineamientos que imparta el Gobierno Nacional, “la caracterización no necesariamente se haría bajo la figura del registro como tal, sino simplificado”, anotó.

De su lado la Vicepresidenta también recalcó que  es prioritario que se reinicie la actividad productiva cumpliendo con las medidas necesarias, y es por eso que, cuando se reactive el trabajo en el sector informal, se deberá cumplir con estrictos protocolos que emitirá el Ministerio de Salud.

Asimismo, habló del riesgo de mantener al país cerrado, durante tres meses, ya que esto “nos llevaría a aumentar la pobreza en Colombia”, advirtió.

Así están los informales

De acuerdo con el Dane para el trimestre móvil diciembre 2019 – febrero 2020:

-El 48,6% de los empleados informales fueron mujeres.

-Las ciudades que presentaron mayor proporción de informalidad fueron Cúcuta A.M. (71,4%), Sincelejo (67,5%) y Riohacha (63,9%).  De otro lado, con menor proporción estuvieron Manizales A.M. (40,7%), Medellín A.M. (40,8%) y Bogotá D.C. (41,7%).

– El 91,3% de los ocupados en las 13 ciudades y áreas metropolitanas reportaron estar afiliados a seguridad social en salud.

– La proporción de ocupados que cotizan pensión fue 50,4%.

– Para las 13 ciudades y áreas metropolitanas, el 57,3% del total de la población ocupada pertenecía al régimen contributivo o especial como aportante.

-El 10,6% del total de la población ocupada pertenecía al régimen contributivo o especial como beneficiario y el 23,0% de los ocupados pertenecía al régimen subsidiado.

Más información:
La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *